Oliventina en la distancia.

"Los jóvenes son los continuadores de todos los grandes trabajos realizados, de todos los esfuerzos en pro de los ideales socialistas" Tomás Meabe.

miércoles, 4 de enero de 2012

¿Qué somos? ¿Qué queremos ser?




En ocasiones se nos llena la boca al decir que somos Socialistas, pero ¿realmente predicamos con el ejemplo? Criticamos a la institución de la Iglesia como tal porque no cumple –como debería en su mayor parte- con la misión que Jesús les encomendó. Les criticamos por no hacer todo lo que pueden por los más desfavorecidos, por tener grandes patrimonios, por haberse alejado de la idea de “caridad” y de la palabra ayuda. No obstante, en el seno de la Iglesia hay gente que merece la pena, que trata de ayudar a los más necesitados, que aporta, que colabora. Están las dos caras de la moneda: La  colaboración y el aprovechamiento.

Pues bien, en el Partido Socialista ocurre lo mismo. Por una parte están aquellas personas que quieren trabajar por el partido, para la ciudadanía, los que tienen ganas de cambiar el mundo, de cambiar el sistema, de cambiar una organización que está obsoleta y que se ha quedado antigua en los nuevos tiempos. Y por otro lado, está ese sector que cada vez es más grande, de los que dicen ser Socialistas pero que en realidad no lo son. Los que están porque ganan dinero, porque escalan puestos, porque tienen un trabajo, porque tienen un amigo y porque tienen de todo menos principios.

Lo dije en twitter y lo repito: Si me dais a elegir entre Rubalcaba o Carme os diré que ninguno de los dos. No me representan, no representan mi futuro ni el del Partido Socialista al que yo quiero pertenecer y del que yo quiero formar parte. Ahora proponen todo lo que años atrás podían haber propuesto, ahora quieren hacer todo lo que años atrás podían haber hecho, y ahora se acercan a la militancia o quieren acercarse pudiendo haberlo hecho hace mucho tiempo.

Estoy descontenta, decepcionada, y algo desilusionada, pero no voy a dejar de pelear porque las ideas van más allá de las personas y del futuro o futura Secretari@ General de este partido. Las ideas las componemos todos y cada uno de nosotros, y eso es lo que no debéis olvidar, que en el PSOE hay gente que merece la pena y gente que no. La gente que verdaderamente merece la pena va a estar aquí ahora, cuando pase el Congreso, cuando haya que salir a manifestarse, cuando haya que protestar por recortes, por la educación, por la sanidad… Los que somos socialistas, también lo fuimos cuando hubo huelgas contra el gobierno socialista porque también criticamos lo que pensamos que no era lo más adecuado. Los que no son socialistas irán yéndose poco a poco, al igual que una lata de coca cola va disipándose a medida que pasan los minutos.

Yo sé por qué estoy aquí, ¿y tú?

María.

8 comentarios:

Catalina dijo...

¿Que somos y que queremos ser? Dos buenas preguntas. Si las respondo en singular lo tengo claro... Soy socialista y quiero ser y voy a seguir siendo socialista.
¿Que en el partido hay gente que solo va por interés? Seguro, pero tal y como "va la burra", son pocos y serán menos. Ahora hay poco que sacar de aquí.
Como sabe quien me conoce, me partí el pecho para que los resultados del 20-N no fueran los que fueron, para que Rubalcaba tuviese el final de carrera política que se merece por su trayectoria, pero fue lo que fue y creo que honestamente que ahora debería dar un paso atrás. Pienso lo mismo en relación a Carme Chacón, los dos son grandes políticos pero pienso que ya pasó su tiempo, se quemaron en un gobierno que tomó medidas impopulares, sangrantes y contrarias a las ideas socialistas.
Es el momento de poner sobre la mesa sangre nueva... Hoy alguien me dijo que es difícil que haya una tercera vía, pero yo no pierdo la esperanza. Ha llegado el momento del cambio, del cambio real, no de nombre, y muchos que no se atreven a dar un paso adelante deberían hacer un acto de responsabilidad y enfrentar lo que viene.
Se que no es fácil, que los tiempos son y van a seguir siendo duros, pero si la respuesta no viene del Psoe, vendrá de otros sitios, otras personas, otros partidos...
Tampoco creo que haya que hacer un debate "de ideas", la mayoría las tenemos claras. Somos izquierda y queremos políticas de izquierdas, y para eso no me valen dos personas que han sido "complices" de las políticas que se han hecho en los dos últimos años. Necesitamos gente con proyectos, con ilusión y no contaminada, para ser y seguir siendo siempre PARTIDO SOCIALISTA, OBRERO Y ESPAÑOL.

ramgon dijo...

Coincido con tus valientes palabras, enhorabuena, fantastico post una vez más

Marc Martínez Navarro dijo...

¿Que somos y que queremos ser?. Yo, personalmente, tendría respuesta a estas dos preguntas si de mi sólo se tratara la respuesta, y a demás añadiria que seria bastante crítico con el que somos y bastante utópico en el que queremos ser (¿pero que es un socialista sin ideales ni sueños?).

Yendo ya al grano sobre los candidatos que en principio apuntan a la Secretaria General, afirmaré que como tu, espero ese que fué Zapatero en el 2003, una alternativa de garantias (yo ya tengo mis alternativas en mente)joven y con ideas nuevas a las de los "pesos pesados" de la actual ejecutiva. Ya que como tu comentas, si estos podian "cambiar el mundo", ¿por que no lo hicieron?

Finalizando, añadiré sobre tu preocupacion de tanto "falso socialista", que en las derrotas solo se quedan los que realmente los "verdaderos". Seamos optimistas y pinsa que "la llama del socialismo" nunca se apaga, pronto volverá a brillar con mas fuerza para seguir cambiando el mundo.

Marc Martínez Navarro dijo...

¿Que somos y que queremos ser? Si solamente de mi dependieran las respuestas te puedo asegurar que seria bastante crítico con la primera y muy "utópico" con la segunda (si bien, ¿existe un socialista sin ideales ni sueños?).

Yendo al grano sobre los candidatos a la Secretaria General, yo, como tu, también creo que haría falta una alternativa (yo ya tengo las mías) a los dos "pesos pesados", como lo fué Zapatero en 2000, donde contra todo pronóstico ganó a Bono y a Rosa Diez. Si queremos un "nuevo PSOE", más jóven (que no significa perder la experiencia), más dinámico, y sobretodo, más cercano a los ciudadanos, necesitamos una persona que ilusione. Sinceramente, y como tu bien dices, si Chacón y Rubalcaba tenían las recetas mágicas, ¿por qué no las aplicaron?

Concluyendo ya, sobre tu preocupacion respecto los "falsos socialistas", puedo decirte que en las derrotas solo se quedan en el barco los "verdaderos", así que seamos optimistas, i piensa que "la llama del socialismo" (se que queda arcaico pero me gusta) nunca se apaga, y que en un futuro no muy lejano volverá a brillar con fuerza.

Pablo Vega Costa dijo...

Catalina:
1° La gente que va solo por interés no son minoría, prueba de ello es que están presentes en la mayoría de instituciones, sin ir más lejos en el grupo parlamentario.
2° Si hace falta un debate de ideas porque aunque sepamos que somos de izquierdas, la socialdemocracia europea y española necesita redefinir sus modelos, políticas, etc. Dado que la tercera vía se ha demostrado que sólo era una forma de ocultar el neoliberalismo.
María:
1°Estoy de acuerdo contigo en que tanto Alfredo como Carme podían haber actuado o dicho algo antes, pero precisamente por eso tengo algo más de confianza en la segunda que lleva menos tiempo beneficiándose del sistema (quitando el hecho de que zp no dijo esta boca es mía en ninguno de los años que fue diputado antes de sg).
2° Otra cosa que yo creo que hay que valorar es la gente de la que se ha rodeado cada candidato y Carme cuenta en su equipo con Borrell y Narbona que son de izquierdas y llevan toda la vida defendiendo lo mismo (izquierdas y llevan+ democracia)
3° Así que sí tengo que elegir, prefiero a Carme porque creo que es más fácil que cambie cosas y es que sí no cambiamos nada, como todo parece indicar, este partido desaparecerá.

María Núñez dijo...

Pablo, contigo coincido en que si de estos dos candidatos se trata yo me quedo con Carme por las compañías y el equipo del que se rodea. Quiénes me conocéis sabéis que Elena Valenciano no es santo de mi devoción y creo que Rubalcaba se está rodeando de gente, que a mi entender, no es la más adecuada. En cambio, Borrel, Narbona, López Aguilar... son personas que me gustan. De todos modos, en caso extremo si elegiría a Carme pero quiero novedades.

Marc, un apunte, a ZP le eligieron en el 2000, no en el de 2003 :)

Pablo dijo...

Catalina:
1º Los militantes que solo van por el interés no solo no son pocos si no que no parece que se vayan a ir. Date cuenta que los tenemos en casi todas las instituciones (tanto internas como externas), sin ir más lejos, es de lo que se compone el Grupo Parlamentario.
2º Si hace falta un debate de ideas, porque aunque podemos estar de acuerdo con que somos de izquierdas (que no lo tengo claro por que hace unos días era responsable aplicar política neoliberal), durante la historia del PSOE hemos defendido tres versiones del socialismo (bolcheviquismo, socialdemocracia y tercera vía) y las tres han quedado obsoletas por lo que es necesario redefinir el significado del socialismo en nuestro tiempo y en nuestro país, en europa y en nuestro partido.
Maria:
De momento ambos candidatos parecen ser lo mismo, ninguno tiene un discurso diferente, todo parece ser contención para no perder votos y esta claro que si no cambiamos algo este partido se va a la mierda. Yo quiero un discurso económico y social de izqierdas (que podemos inspirar en la socialdemocracia nordica o en Brasil o la Chile de Allende) y más democracia interna (listas abiertas, primarias para sec general, pizarrin, etc) y aunque ningún candidato parece defender esto si lo hacen Borrell y Narbona y que Chacón haya decidido contar con ellos me parece un buen punto de partida. Pero que conste que, de momento, no estoy ni con uno ni con otro.

Pablo dijo...

También os diré que cuando a Zapatero le eligieron SG en el 2000 ya era diputado y en ningún momento había dicho nada discordante con el "aparato".